En caso de querer realizar obras en las áreas comunes o instalaciones generales hay reglas a seguir para el bien de la comunidad en la que se vive. Y para su realización en cualquiera de los tipos de condominio que reglamenta la Ley del Régimen de Propiedad en Condominio, se encuentran las siguientes reglas:

  • Las obras necesarias para mantener el condominio en buen estado de seguridad, estabilidad y conservación y, para que los servicios funcionen normal y eficazmente, se realizan por parte de la administración del inmueble, con previa licencia de las Autoridades competentes, y en conjunto con la conformidad del Comité consultivo y de vigilancia.
  • Los condóminos pueden acordar la reparación de los vicios de construcción de los bienes comunes e instalaciones generales, en la proporción que cada uno represente sobre el valor total del condominio, salvo pacto en contrario y sin perjuicio de hacer exigible la responsabilidad al enajenante.
  • Para realizar obras que aunque se traduzcan en mejor aspecto o mayor comodidad sin aumentar el valor del condominio, u obras que sin ser necesarias si lo aumenten, se requeriría el 51% del total de votos de los condóminos que se reúnan en la Asamblea.
  • Las reparaciones o reposiciones urgentes, pueden realizarse por los condóminos, en caso de faltar el administrador, con cargo al fondo de gastos de mantenimiento u operación. 

En ningún caso, se pueden realizar obras que pongan en peligro la estabilidad, conservación, seguridad y/o comodidad del condómino, así como impedir permanentemente el uso de una parte o servicio común, aunque sólo sea a un condómino, ni que demeriten cualquier otra propiedad de un tercero. En los dos últimos casos, las obras pueden llevarse a cabo, si por lo menos el 51% entre los condóminos está de acuerdo, o se indemniza al afectado a su plena satisfacción. Y si las edificaciones sólo se refieren a obras, deben contar con los permisos de las autoridades correspondientes. 

Se entiende que puede llegar a ser molesto seguir tantas reglas, pero recuerda que son reglas que son para el propio beneficio del condominio y los inquilinos, habrá ocasiones que tu como condómino desees realizar algo y no se pueda por el reglamento, ¡pero imagínate si a tu vecino lo dejarán hacer lo que quisiera! todo estaría fuera de control; es preferible que en la Asamblea general menciones tus inquietudes y entre todos llegar a una solución.

Si quieres profundizar en el tema sobre los cambios en áreas comunes o a fin, solo tienes que escribirnos para apoyarte, e incluso puedes pedir un diagnóstico para ver tu propiedad y darte recomendaciones reales de acuerdo a tu caso.