La Asamblea es el órgano supremo en la administración de condominios, la cual es conformada por los Propietarios y se deben de reunir cuando menos una vez al año. Existen dos tipos de Asamblea, Ordinaria y Extraordinaria.

En una Asamblea Ordinaria se deberá presentar los resultados del Comité Consultivo y Administrador de todo el ejercicio y presupuesto por aprobar para el siguiente año y en una Asamblea Extraordinaria, cualquier modificación al Reglamento o mejoras por realizar que incrementen el valor de la propiedad.

Cada Reglamento estipula si se deben efectuar dentro de los primeros 3 o 4 meses del año; se requiere publicar una convocatoria e informar a todos los Propietarios con 10 días de anticipación como mínimo.

5 sencillos pasos para llevar a cabo una Asamblea:

1.- Publicar convocatoria e informar fecha, día, hora y lugar.

2.- Confirmar asistencias para el quórum  requerido.

3.- Elaborar presentación; la presentación deberá contener lo más relevante de actividades realizadas en todo el año, los resultados de la auditoría financiera y proyectos por realizar.

4.- Llevar a cabo de la presentación de la Asamblea.

5.- Protocolizar Acta de Asamblea, una vez protocolizada enviar a todos los Propietarios.

 A pesar de reunirse poco, es importante que el administrador esté en una comunicación constante con todo el condominio

Quórum: número de personas que asisten a la Asamblea de acuerdo a su pro indiviso.

Pro-indiviso: porcentaje correspondiente de las áreas comunes.