En la asamblea general ordinaria que es necesaria y obligatoria realizarla cada año, es indispensable que esté presente el comité conformado por un presidente, tesorero, secretario y vocal, y el administrador del condominio, pero ¿qué pasa si no vas a la asamblea general ordinaria?

Con anticipación de al menos un mes se empieza a organizar la asamblea general ordinaria entre los propietarios y el administrador, para recolectar las firmas de todos los del comité en donde está establecida la fecha y el lugar para que estén enterados y que por ningún motivo falten si es que quieren seguir siendo parte del comité.

Es de vital importancia que el día de la asamblea se hagan presentes, ya que son las personas que toman las decisiones sobre el condominio para conocer los gastos, problemáticas, dudas y soluciones. No hay alguna excusa que permita pasar desapercibida la falta, ya que con tiempo se estableció la fecha y el lugar que se publica en algún medio público para su formalidad.

¿Qué pasa si no vas a la asamblea general ordinaria y eres parte del comité?

Si un integrante no asiste a la asamblea por una circunstancia de fuerza mayor y los miembros que asistieron a la junta de administración deciden multarlo por no asistir, se debe tomar esa decisión de acuerdo a lo establecido en el reglamento de propiedad donde se establece que las conductas sancionables específicas para cada caso.

Pero en el caso si no ir a la Asamblea General Ordinaria sin motivo, en la misma junta donde está presente el administrador del condominio y las personas asistidas queda decidido que la persona que no asistió queda fuera del comité y se selecciona a alguien presente para tomar el puesto. El hecho de no haber asistido da por enterado que no quiere o no le interesa formar parte del comité y para poder volver a integrarse tiene que ser hasta el siguiente año y sólo si hay algún lugar disponible.

Igualmente, se deben analizar el reglamento y el procedimiento a seguir para imponer la sanción. Pero si los anteriores requisitos se cumplen, la sanción se hace efectiva sin perjuicio de que el propietario afectado la impugne judicialmente.

Por último, es necesario recordar que asistir a la asamblea general ordinaria de manera personal o por representación es un deber de los propietarios en beneficio propio y de los demás dueños y residentes.

Si en tu condominio existen problemas de administración y toma de decisiones, debes preocuparte de que el administrador cumpla con lo anterior, se apegue al reglamento siempre y cuando sea para mantener el orden y control de cualquier situación que se presente, ya que es la única manera de lograr la tranquilidad que todos los propietarios buscan.