El sistema de riego es una parte muy importante para el buen mantenimiento de las áreas verdes, que no por eso se puede sustituir a un jardinero, pero es una herramienta que puede ser esencial para mantener esos jardines que son los que hacen que se luzca la propiedad.

Así que la administración de condominios debe encargarse de que se pueda contar con un sistema de riego, que por ende hará que sus propiedades mantengan su plusvalía, al igual que se mantiene una armonía con la naturaleza.

Se denomina sistema de riego al conjunto de estructuras, que hace posible que una determinada área reciba el agua necesaria a las plantas. Consta de una serie de componentes que dependerá de si se trata de riego superficial, por aspersión o por goteo. Por tanto, el sistema de riego es un instrumento con el cual nos aseguramos que las distintas áreas verdes reciban de forma automática la cantidad de agua necesaria y el tiempo indicado del día para los diferentes tipos de plantas que se tengan, ya que en algunas temporadas del año es preferible regar por las noches, para lo cual el jardinero no se encontrará laborando.

Y buenos, así es como básicamente funciona el sistema de riego:

El agua del suministro llega a una cisterna de la cual se bombea por las distintas tuberías y llega a los rociadores (se usan para el pasto) o gotero o encharcado (se usa para el riego de árboles)

Todo esto es programado en el control del sistema de riego según las necesidades de cada condominio, como nos da la opción de regar de noche, ya que se aprovecha más el agua debido a que es más baja la temperatura y por consiguiente es menor la evaporación.

Si en el condominio en el que vives, consideras que las áreas verdes podrían estar mejor, puedes contactarnos para guiarte aprovechar al máximo los jardínes que a simple vista incrementarán la plusvalía de la propiedad.