Así es, la Ley del Régimen de Propiedad en Condominio que estuvo vigente desde 1993 quedo obsoleta. A través de distintas iniciativas, llego el momento de renovarla buscando darle personalidad jurídica a los condominios, evitar el deterioro, mejorar la convivencia entre vecinos, adaptándose a la nueva realidad, y regulando los distintos tipos de Condominios (residencial, comercial o de usos mixtos).

La Ley incluirá sanciones para aplicar a los morosos, quienes no aportan la cuota de mantenimiento del condominio e impiden mantener tu propiedad tal y como cuando tú lo adquiriste o incluso que año tras año se hagan mejoras que darán un beneficio a la comunidad del condominio; además, no permitirá modificaciones de los edificios que se construyeron que garantizan el incremento de la plusvalía.

Si llegaste a vivir la falta de claridad en las decisiones que se tomaban en las asambleas de condóminos, y había casos en los que se tomaban decisiones sin consultar a los habitantes tomando en cuenta la votación del 10% de los condóminos impuestos, no elegidos democráticamente y sin representación legal. Ahora, se seguirá un proceso democrático para tomar decisiones desde el color de la pintura, mantenimiento, ruido, áreas verdes, espacios comunes, etc. Para las cuales al menos el 60% de los condóminos deberán aprobar los cambios que se requieran realizar, esto es con el fin de no afectar el bien común o la plusvalía.

También te pudiste haber topado con que no estaban reguladas las asambleas, ahora tienen que regularse mediante una fe pública, ser mucho más transparentes y cumpliendo un porcentaje de condóminos que aprueben cualquier modificación propuesta. La idea de darle personalidad jurídica al condominio, permitirá tener una interacción eficiente y jurídicamente viable ante terceros y sus propios condóminos.

Por tanto, se debe mantener la vigilancia y estudio, debido a que se está disparando el crecimiento de vivir en condominios, y tienen que estar preparados con un marco jurídico adecuado para garantizar el incremento de la plusvalía de las propiedades que adquieran, además de que mejorarán las reglas de convivencia entre los vecinos.

Teniendo una personalidad jurídica, las propias asociaciones de condóminos realizarán sus asambleas y tendrán consecuencias jurídicas específicas, ayudando también a la convivencia entre los mismos condóminos. Y, es importante mencionar que la ley no es retroactiva con la constitución actual del edificio, pero sí en la conformación y proceso de votación de las asambleas y sanciones.

Sin embargo, si no pasaste por algún problema de los mencionados, es porque hay administraciones de condominios que por «intuición» no permitían que existieran estos conflictos, buscando la sana convivencia de la comunidad, la transparencia y la legalidad en cada decisión tomada. ¡Aquí te resolvemos cualquier duda que tengas!