Hay condominios donde a veces abusan de la confianza del personal que administra, aprovechan la cantidad de vecinos que tienen, y buscan un beneficio de ello optando por poner un negocio dentro de tu fraccionamiento.

Puede darse el caso en que una casa del fraccionamiento tiene su alberca propia y la casa la adaptaron para rentarla como “quinta” los fines de semana provocando fiestas que pueden salirse de control y llevar inseguridad a tu casa.

¿Te suena conocido? ¿Es esto correcto?

¡Por supuesto que no! No debe haber negocios dentro de un fraccionamiento, eso atrae inseguridad a la propiedad. Por tanto, es necesario reportarlo a control o desarrollo humano para que los apoyen a quitarlo.

Las obras necesarias para mantener el condominio en buen estado de seguridad, estabilidad, conservación y para que los servicios funcionen normal y eficazmente, se efectúan por el administrador previa licencia, en su caso, de las autoridades competentes del Gobierno del Estado, bastando la conformidad del comité de vigilancia.

De acuerdo al artículo 86 del Régimen de Propiedad en Condominio, cada condómino u ocupante usará de su departamento, vivienda, casa o local, en forma ordenada y tranquila. No podrá en consecuencia, destinarlo a usos contrarios a la moral o buenas costumbres; ni hacerlo servir a otros objetos que los convenidos expresamente y, en caso de duda, a aquéllos que deban presumirse de la naturaleza del condominio y su ubicación; ni realizar acto alguno que afecte la tranquilidad de los demás condóminos y ocupantes o que comprometa la estabilidad, seguridad, salubridad o comodidad del condominio, ni incurrir en omisiones que produzcan los mismos resultados.

Si en tu condominio han vivido una situación similar, nosotros como sí podemos resolverlo. Contáctanos para poder comunicarnos contigo y darle seguimiento a todas las dudas que tengas sobre la Administración de Condominios.