En todos los condominios o propiedades comerciales deben implementar un control de consumo de agua para que la administración pueda controlar los gastos y no perjudicar otros conceptos por gastos que no corresponden, esto hace mucho más fácil el detectar un problema.

Se deben realizar lecturas de los medidores del agua una vez por semana tanto en el medidor general como en los individuales de cada local, por ejemplo, puedes hacerlo todos los viernes, con el fin de detectar en lapsos cortos de tiempo si existe alguna fuga.

El administrador debe llevar un archivo donde registre las lecturas tomadas de los 4 viernes del mes, para cuando llegue el recibo del agua poder compararlo; si el costo del recibo sale más alto de lo presupuestado, se revisa de inmediato en el archivo para comparar el costo por metro cúbico en el período donde se incrementó.

En caso de existir una fuga, se tiene que cortar el agua en ese mismo momento para poder investigar qué está mal y solucionarlo lo antes posible. Pero, si el costo se incrementó y no se detecta ninguna fuga puede ser que algún locatario dejó la llave abierta todo el fin de semana o puede ser que por falta de comunicación entre el Administrador y sus locatarios, uno de los locales haya agregado un servicio nuevo como en los consultorios, estéticas y restaurantes, que por ende al agregar un servicio extra donde se utilice el agua, por mínima que sea, va a generar un costo que se notará en el recibo

Mantén la comunicación con la administración del condominio por si agregas un servicio nuevo que pueda generar un mayor gasto, y nunca descarten cualquier posibilidad sin tener un control del consumo, recuerda que “Los número no mienten”.

Si tienes más dudas o quieres profundizar en algún punto sobre cómo tener un mayor control de consumo de agua, contáctanos para comunicarnos contigo y apoyarte con mucho gusto.