De acuerdo a la Estructura Organizacional del Régimen de Propiedad en Condominio, la responsabilidad de un Administrador de Condominios abarca distintas actividades y áreas para lograr la correcta administración del inmueble.

Los condominios serán administrados por la persona física o moral que designe la Asamblea de condóminos en los términos de esta Ley, para que el administrador del condominio en los términos previstos tenga las siguientes facultades y obligaciones:

  • Tendrá bajo su custodia el libro de actas donde se lleva registro del motivo de cada asamblea y conservará como apéndice de dichas actas los documentos relativos
  • Cuidar y vigilar los bienes de los condóminos y los servicios comunes de conformidad
  • Llevar y conservar los libros y documentación relacionados con el condominio, los cuales, deberán estar a disposición de los condóminos para su consulta
  • Atender la operación y mantenimiento de las instalaciones y servicios comunes
  • Realizar todos los actos de administración, créditos, cobranzas y conservación del condominio
  • Realizar las obras necesarias en los términos de esta Ley
  • Ejecutar los acuerdos de las Asambleas
  • Recaudar de los condóminos las cuotas, aportaciones extraordinarias o cualquier tipo de contribución que a cada uno le corresponda pagar para los fondos de mantenimiento, operación, administración y reserva
  • Efectuar los gastos de mantenimiento, operación y administración del condominio con cargo al fondo correspondiente
  • Otorgar el recibo a cada uno de los condóminos por las cantidades que hayan aportado para los fondos de mantenimiento, operación, administración y reserva
  • Entregar a cada condómino la relación pormenorizada de los gastos realizados y los saldos de los fondos existentes
  • Convocar a la Asamblea en los términos previstos por esta Ley
  • Exigir la responsabilidad en que incurran los condóminos al realizar obras que afecten la estabilidad y seguridad del condominio
  • Tendrá las facultades de un apoderado general para pleitos, cobranzas y para actos de administración y podrá desempeñar en general todas las funciones y obligaciones inherentes a su cargo

En relación a los bienes comunes o de copropiedad el administrador tiene todas las facultades y obligaciones de un apoderado general de los condóminos para administrar bienes, así como para pleitos y cobranzas, con la facultad para articular y absolver posiciones. Las medidas que adopte y las disposiciones que dicte el administrador, dentro de sus atribuciones, serán obligatorias para todos los condóminos.

Si tienes más dudas o quieres profundizar en algún punto sobre la responsabilidad de un Administrador de Condominios, contáctanos para comunicarnos contigo y apoyarte con mucho gusto.