Hoy en día es muy común vivir en un condominio o tener tu negocio dentro de uno como en una plaza o centro comercial, pero si eres nuevo en un condominio, es muy importante que te sientas cómodo desde un inicio, que sientas que existe una conexión agradable tanto con quien Administra el Inmueble y tus vecinos, porque es gente con la que estarás en contacto todos los días, que si tienes un problema son los que podrán apoyarte de alguna manera.

El Administrador debe hacerte sentir bienvenido al condominio, y darse el tiempo necesario (tanto tú como el Administrador) para que conozcas muy bien cuáles son tus derechos y obligaciones. Que conozcas cómo se han administrado, cómo se comunican, cuáles son tus privilegios, qué es con lo que debes cumplir, entre un sin fin de cosas.

También hay que diferenciar si se trata de incorporarte a un condominio residencial (fraccionamiento, departamentos, etc) donde el Administrador tiene que ser muy claro hasta dónde puede llegar la Administración de Condominios. Todos tienen los mismos derechos y obligaciones que se tienen que respetar, porque tu hogar es propiedad privada.

Pero, en caso de que al inquilino anterior se le dieran ciertas libertades hay que entender cuáles eran las necesidades, y si se te pueden ceder. Por ejemplo: Si el inquilino anterior se le autorizó tener como extra un lugar azul de discapacitados por su propia necesidad, y tú no lo requieres, no significa que ese lugar extra que tenía, lo puedes tener como un lugar extra normal. 

A diferencia de un condominio comercial, donde de igual manera los derechos y obligaciones se tienen que respetar, pero si tienes algún inconveniente, sobre algún detalle que quieras realizar en tu negocio y no esta permitido en general. Se toma en cuenta que dependiendo del giro de tu negocio dentro de ese condominio, se te pueden ceder los privilegios del condómino anterior, es decir, si ya se había autorizado tener un restaurante en la plaza y se le autorizaron varios detalles fuera de lo normal, y tu vas a entrar con un restaurante, sin problema puedes tener esos mismo privilegios que el anterior.

Ahora, siéntete cómodo y bienvenido al condominio al que te incorporas, cualquier duda que tengas habla con la Administración de Inmuebles, o escríbenos para ponernos en contacto contigo y apoyarte.