Al tener un local en una plaza comercial es necesario que sepas que a pesar de que la administración tenga contratado un seguro, éste solo cubrirá las áreas comunes, ya que tu local de la puerta para adentro se considera propiedad privada, así que si tienes un problema como una gotera que dañará el piso, un día truene una ventana, haya un corto circuito, tienes que tener un seguro que lo cubra.

Tu seguro no tiene que ser el mismo que contrató la administración del condominio, puedes escoger el que cubra tus necesidades y se ajuste a tu presupuesto. Y dependiendo del seguro que contrates las secciones amparadas son las que se cubrirán.

Recuerda que si tu eres el del local dañado, es tu obligación avisar a la compañía tan pronto tengas conocimiento de presentarse alguna de las circunstancias o sucesos previstos en los términos de tu póliza, ya que el derecho a tal protección depende del cumplimiento como por ejemplo que tenga cobertura de lo siguiente:

  • Explosión
  • Incendio y/o rayo
  • Daños por agua
  • Naves aéreas vehículos y humo
  • Huelgas y alborotos populares
  • Caída de árboles y antenas
  • Remoción de escombros
  • Avalanchas de lodo
  • Granizo
  • Helada
  • Huracán
  • Inundación
  • Inundación por lluvia
  • Marejada
  • Golpe de mar
  • Nevada
  • Vientos tempestuosos
  • Bienes a la intemperie
  • Responsabilidad civil
  • Daños materiales a los cristales
  • Daños materiales a la maquinaria y calderas
  • Daños materiales al equipo electrónico
  • Perdida de rentas

Ahora que ya sabes que a pesar de laborar o vivir en un condominio y esta tenga su seguro, es indispensable que contrates el tuyo para ver por tu propiedad privada en cualquier incidente, además de no solo contratar cualquier seguro barato que cubra de 1 a 3 conceptos, es decir, no contrates un seguro que solo ampare tus ventanas, porque si llegas a tener un corto circuito no entrará y tendrá que ir por tu cuenta.

Si tienes un problema o quieres saber más sobre el tema, escríbenos para apoyarte resolviendo todas tus dudas o guiarte a la solución.