Rentar a la persona equivocada puede costar a los propietarios mucho más que un dolor de cabeza (miles de pesos y años en un juicio son un ejemplo). En el mundo en que actualmente vivimos sabemos que las referencias ya no son suficientes para evitar riesgos a la hora de rentar un inmueble. Por ello te tenemos estos 7 básicos para encontrar al inquilino perfecto: 

  • Crea un perfil del inquilino.

Definir un perfil te ayudará a no perder ni hacer perder el tiempo a los prospectos. Pareja, sin niños, no mascotas, soltero/a, máximo 3 personas, no estudiantes, etc., cosas tan sencillas te ayudarán filtrar a las personas adecuadas a las condiciones del inmueble así como a tus deseos y necesidades.

  • Capacidad de pago, investiga sus ingresos.

El inquilino en potencia  deberá de tener la suficiente solvencia económica para no tener problemas al momento de pagar la renta. Deberá tener un ingreso de 3 veces la renta mensual por lo menos. Recuerda que el que no tiene dinero en este momento, “NUNCA LO TENDRÁ”

  • Fiador, póliza de fianza y/o seguro.

Todas las precauciones que tomes nunca serán suficientes para proteger tu patrimonio, el contar con un aval o fiador no es garantía, suelen desaparecer al surgir el primer problema. Por lo que es recomendable contratar estas pólizas, te costará, pero también te dará tranquilidad.

  • Buró de crédito.

Investiga que tan cumplido es tu prospecto, el buró de crédito te dirá si esa persona cumple con sus acreedores, no dudes en negar el arrendamiento a este tipo de personas, te ahorraras muchos disgustos en el mejor de los casos.

  • Historial delictivo.

Debes cuestionar y verificar que no sea una persona conflictiva, agresiva y en pocas palabras un delincuente, hoy en día, no es tan loco pensar que ello pueda ocurrir, por lo que tomar precauciones no está de más, ello te ayudará incluso con los posesionarios.

  • Referencias personales y laborales.

La estabilidad laboral y familiar es primordial, te ayudará a conocer que tipo de persona está entrando en tu casa.

  • Legalidad.

Siempre deberán firmar un contrato de arrendamiento, recuerda nunca recurrir a la papelería de la esquina por un formato pues generalmente son obsoletos. Para la elaboración de un contrato adecuado preferentemente requerirás de la asesoría de un abogado, de ello dependerá el éxito de los juicios en caso de incumplimiento. Nunca dejes entrar a nadie sin antes haber firmado y recibido la mensualidad y depósito de garantía.