Las razones para vivir en un condominio pueden ser diversas; las comodidades, la seguridad, la plusvalía, los altos estándares estéticos, entre otros. Sin embargo, nada de eso sería posible sin el balance de las finanzas.

La necesidad de un presupuesto

En su estructura más básica, un presupuesto operativo contempla: los estados financieros, presupuestos de años anteriores y contratos de servicio (gastos operativos).

La razón principal para el cálculo de un presupuesto operativo es contar con una política constante de costos, así los servicios y el mantenimiento concernientes al condominio se pueden determinar mediante la calidad, garantías y seguridad.

Dentro del presupuesto se deben enlistar todas las necesidades que existen para mantener el condominio, ya sea gastos fijos como los servicios o gastos variables de mantenimientos a equipos o áreas que vayan surgiendo como necesidad. Es importante incuir en la lista de gastos un concepto para una cuenta de reserva para imprevistos menores.

Fijación de la cuota de mantenimiento
 

Una vez que se determina la fracción que le corresponde a cada condómino, el presupuesto ejerce importancia. Pues si éste no se realiza correctamente, la cuota también se verá afectada.

Podría darse el caso en que el condominio incurra en alguna reparación o algún porcentaje de interés adicional a sus pagos o cualquier otro inconveniente, y todos los condóminos tengan que pagar una cuota extraordinaria, que es una cantidad extra de lo que se estableció, ya que si se toman en cuenta todos los aspectos del inmueble que se requiere mantener mes tras mes, es un gasto pequeño para dar mantenimientos preventivos, a diferencia de pagar mantenimientos correctivos que saldrán más caros y serán más frecuentes las cuotas extraordinarias.

* Toma en cuenta que deben revisar la lista de necesidades para confirmar que el presupuesto sí cubra todo, ya que pueden disfrazarles con un presupuesto menor para que cada condómino pague una cuota de mantenimiento barata creyendo que son los que saben hacer el trabajo, pero «lo barato siempre sale caro», un profesional previene y protege la tranquilidad de los condóminos ante cualquier imprevisto.

>> ¿Vecinos morosos? <<

Fortaleza financiera
 

Este apartado surge con la experiencia en la administración, y siempre se intenta mejorar el capital con la búsqueda de ahorros y niveles de gastos que se ajusten a las posibilidades de los condóminos.

El adminsitrador propodrá proyectos de mejora como el ahorro de energía, agua, mano de obra, etc. que al lograr un ahorro en los gastos incluidos en el presupuesto anual, es dinero que se queda para los condóminos ya sea para incrementar el fondo de reserva o realizar nuevos proyectos.

Actualmente quienes ejercen la administración de un condominio conocen la relevancia de un presupuesto operativo anual en un condominio, en conjunto con el presupuesto viable y de reserva. La correcta estimación de gastos permitirá mantener la estabilidad que un condominio requiere para su buen funcionamiento. Si tienes alguna duda no dudes en contactarnos para apoyarte y puedas sentirte más cómodo y tranquilo con las decisiones que se toman sobre tu patrimonio.

>> Detalle de la determinación de la cuota de mantenimiento <<