Para adherirse a una A.C. es a través de cada Asamblea General Ordinaria siendo responsabilidad del Administrador invitar a que todos los participantes se adhieran a la Asociación Civil, donde se presenta una lista con todas las personas que no forman parte aún, para que estén enterados y puedan ahora adherirse, haciéndose formal al protocolizarse la Asamblea ante el notario.

Tanto el Beneficio como la Obligación de pertenecer a una A.C. es el derecho a votar en las Asambleas o juntas que se realizacen dando tu punto de vista, siendo escuchando y tomado en cuenta para las decisiones que se tomarán en el transcurso del año sobre los cambios que se realizarán en la propiedad, de otra manera si no estas de acuerdo, no podrán hacer nada al respecto.

Es importante remarcar que si uno no quiere pertenecer a la A.C. como asociado no significa que puedas evadir las cuotas de mantenimiento que se acordaron. Pero, si no perteneces y deseas hacerlo, puedes acudir con el Administrador con una carta que vaya acorde a los estatutos para que vayas formando parte de la lista.

El único motivo por el cual se pueda negar la adhesión a la A.C. es si la persona tiene adeudos o penalizaciones. Pero si tienes alguna duda sobre cómo adherirse a una A.C. o relacionado al tema, escríbenos para apoyarte y guiarte a cómo resolverlo.