Hoy en día es muy común toparse con problemas en la comunidad vecinal, y aunque siempre se puede acordar una solución, es muy importante tomar en cuenta todos aquellos factores que intervienen y valorar mejores decisiones preventivas. Estos son las 5 formas de acabar con los daños provocados por el vecino:

1. Es fundamental entender que “ daños ocasionados por tu vecino” son quienes estén provocando daños totales o parciales al condominio, ya sea de forma física o moral y que generen constancia.

Un ejemplo muy común son las zonas verdes que en ocasiones suelen estar llenas de arboledas en edificios muy grandes, y debido a cambios climatológicos, estas suelen dejar las ramas y hojas alrededor de toda la propiedad del responsable.
Este suceso quizá no parezca de tanta urgencia, pero el verdadero problema surge cuando la basura que se genera obstruye partes de un edificio vecino descubiertas: como el techo, la ventilación y por ende, la estética.

2. Es importante decir que las acciones que se vayan a tomar para resolver no solo un problema como el anterior, si no de mayor impacto, sean efectivas. 

3. En primer punto, está mencionar que se debe recabar toda la información con respecto a lo ocurrido, entiéndase, que una vez que se dio a conocer el problema, ver el cómo, por qué, y desde cuándo.

4. Lo siguiente es explicarle a alguna autoridad responsable (propietario o encargado del edificio) lo que está ocurriendo y cómo se está viendo afectado.

5. Una vez que ambas partes han entendido, es pertinente llegar a un acuerdo donde el propietario (causante del daño) se haga cargo en el menor tiempo posible.

Como se mencionó anteriormente en las 5 formas de acabar con los daños provocados por el vecino, las soluciones siempre deben ir de la mano para una buena administración y con ella, una buena convivencia entre los vecinos. De esta forma, se genera cierto tipo de ‘cultura condominal’ donde se pueda llegar a un acuerdo que genere acciones y actitudes que permitan una sana convivencia, al tiempo que se tenga el mejor cuidado de su patrimonio.

Tu tranquilidad se encuentra en las manos de profesionales en administración de condominios, con el fin de que tu propiedad se encuentre en óptimas condiciones.