Si bien el incumplimiento de los deberes en una comunidad condominal trae consigo consecuencias específicas – según sea el caso – es importante entender que cuando se trata de obligaciones económicas, es más que evidente la necesidad que tiene un condominio de este aporte.
Por ello es que a continuación te presentaremos aquellas consecuencias al no pagar la cuota de mantenimiento:

1. Pérdida del derecho de voto

El primero de los efectos se refiere a que los propietarios que no se encuentren al corriente de pago de las cuotas de la comunidad, en las juntas ordinarias o extraordinarias, su presencia no será tomada en cuenta para la toma de decisiones o acuerdos en la comunidad.

2. Interés o pena convencional
 

Las cuotas de mantenimiento que se generen a cargo de cada propiedad y que los condóminos no cubran en tiempo y forma, causarán intereses moratorios.

La Asamblea General de Condóminos tiene la posibilidad de poner en su reglamento sanciones para en caso de los morosos.

3. La posibilidad de embargar bienes del condómino moroso
 

La administración del condominio tiene el derecho de demandar judicialmente el pago de los adeudos a cargo de un condómino moroso.

Para ello es necesario un estado de cuenta de los adeudos del condómino incumplido, incluyendo intereses moratorios, acompañados de los recibos de pago adeudados, así como el acta de Asamblea General donde se hayan establecido las cuotas de mantenimiento a cargo de los condóminos.

4. Rescisión del contrato de arrendamiento
 

Esto se refiere a que en cierto caso, la propiedad esté a cargo de un tercero, ante la falta de pago de las cuotas condominales/mantenimiento, la Asamblea de Condóminos puede reclamar la recisión del contrato, y exigirle el pago de las cuotas adeudadas al tercero o al propietario.

Como se mencionó con anterioridad, todo acto incumplido tiene sus consecuencias y por tanto, es necesario acatar la responsabilidad que conlleva.

Y con esto nos referimos a que no está de más recordar que cuando se vive en comunidad hay ciertos derechos y obligaciones que deben tomarse en cuenta, siempre procurando fomentar acciones para encontrar soluciones.

<< Derechos y Obligaciones del condómino >>